Colesterol alto ¿Qué puedo hacer?

¡Tengo colesterol! ¿Cómo me afecta?

El colesterol es una de las patologías más comunes en las personas adultas de nuestra sociedad. Sin embargo, tener colesterol no es algo malo ya que el cuerpo lo necesita para funcionar correctamente en diferentes procesos de nuestro organismo. El problema se deriva de un exceso de acumulación de colesterol en nuestro organismo, pudiendo obstruir las paredes arteriales, estrechándolas o incluso llegar a bloquearlas por completo.

¿Qué es eso del colesterol bueno y malo?

Es muy fácil dejarse engañar hoy en día por la cantidad de información, no siempre fiable, que existe en internet. En este post te explicamos las principales diferencias del colesterol bueno (HDL) del colesterol malo (LDL).

Colesterol bueno o colesterol HDL (High Density Lipoproteins) son las lipoproteínas de alta intensidad. Este tipo de colesterol ayuda a nuestro organismo a eliminar el colesterol malo de nuestras arterias, llevándolo hacia el hígado para ser eliminado de nuestro cuerpo.

Colesterol malo o colesterol LDL (Low Density Lipoproteins) son las lipoproteínas de baja intensidad. Se considera malo debido a su facilidad para acumularse en nuestras arterias ocasionando posibles afecciones coronarias. Sin embargo, no es malo del todo, ya que es necesario para nuestro organismo al igual que el colesterol HDL.

En ambos casos siempre habrá que llevar un control de ambos niveles para llevar una vida sana y evitar cualquier problema cardiovascular.

Factores de riesgo

Un exceso de triglicéridos o un nivel bajo de colesterol HDL en sangre se puede asociar a un aumento del colesterol, siendo las siguientes causas el origen de estos desajustes:

  • Sobrepeso: La grasa acumulada en nuestro cuerpo se convierte en triglicéridos, otro tipo de grasa presente en la sangre que conduce a una disminución del colesterol bueno.

  • Tabaquismo: Hay estudios que demuestran que fumar aumentan las probabilidades de sufrir colesterol debido a la eliminación paulatina del colesterol bueno (HDL).

  • Alcoholismo: Beber demasiado alcohol también afecta de igual manera a nuestros niveles de colesterol. Como el hígado se encarga de eliminar el alcohol de nuestro cuerpo, lo estaremos cargando con un trabajo extra dejando de eliminar el colesterol malo (LDL) con tanta efectividad.

  • Mala alimentación: Abusar de alimentos con grasas saturadas tanto en productos animales como en grasas trans, aumenta el riesgo de padecer colesterol.

  • Sedentarismo: La falta de ejercicio es un factor clave en el aumento de peso, que como hemos visto antes genera sobrepeso.

Como controlar mi colesterol

Cambios en mi estilo de vida para evitar el colesterol alto.

La manera más sencilla para evitar el aumento del colesterol malo en nuestro organismo es seguir las siguientes reglas de estilo de vida.

  • Dieta Saludable: ¿Quiere decir eso que no puedo comer más dulces o carne de animal? Pues te lo podrías plantear, pero realmente, sería una dieta muy aburrida. De lo que se trata es de poder llevar una dieta equilibrada sin tomar demasiados excesos de los alimentos con grasas saturadas. Hay que conseguir introducir en nuestra alimentación piezas de fruta, verdura, granos integrales e incluso carnes magras.

  • Actividad física: No te vamos a pedir que corras una maratón al mes, pero si que guardes tu espacio semanal para realizar la práctica de algún deporte, ya sea andar, correr, ir en bicicleta, gimnasio, etc. El deporte aumenta el ritmo de nuestro metabolismo ayudando a nuestro cuerpo a quemar las grasas, eliminando los riesgos de sufrir problemas cardiovasculares.

  • Keep Calm & Relax: Hay que intentar aplicarnos esta frase de vez en cuando, hacer un parón en nuestra rutina frenética diaria y regalarnos un tiempo para descansar. El estrés nos genera ansiedad, que puede derivar en trastornos alimenticios, malos hábitos, hipertensión, etc. Todo ello pone en riesgo nuestros niveles de colesterol; así que, ¡estrés fuera!

  • Es mi último cigarrillo ¡Lo juro!: ¿Acaso no hemos escuchado esto muchas veces? Como hemos visto antes el tabaquismo es una de las principales causas del colesterol alto, además de poder acarrear otras peligrosas enfermedades. Por tanto, dejar de fumar es un hábito saludable que ayuda a aumentar el colesterol bueno (HDL)

  • Actividad física: No abusar de las bebidas alcohólicas y azucaradas contribuye a tener un estilo de vida saludable.

Suplementos para reducir el colesterol.

Si no puedes cumplir con todos los puntos de un estilo de vida saludable porque eso no va contigo, HerbalRepublic dispone de una serie de productos ideales para ayudar a controlar los niveles de colesterol. Estos productos se deben de tomar como suplementos a un estilo de vida sano como hemos descrito anteriormente y en ningún momento como sustitutivo de una dieta milagro.

Complementos con base de Lecitina (Lecitina 1200 mg 90 perlas y Lecitina 500 mg 220 perlas) ayudan a reducir el colesterol malo ya que estaremos ingiriendo lipoproteínas de transporte (HDL), facilitando la eliminación de nuestro cuerpo del colesterol malo.

La levadura de arroz rojo (Sin Col (Colesterol) 60 cápsulas) consigue reducir significativamente el colesterol total y los triglicéridos. Finalmente, la hoja de la planta Graviola (Graviola E.S 60 caps) tiene propiedades hepaprotectoras, eliminando los problemas que se generan en este órgano como el colesterol y los triglicéridos.

Consejos para reducir el colesterol.

¿Hás leído estos?

Productos para patologías

Comentarios (0)

Producto agregado a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios
y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis
de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que
acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí